domingo, 15 de marzo de 2009


SAN CARLOS DE LA RAPITA


Sant Carles de la Ràpita está situado al Sur del Parque Natural del Delta del Ebro. El paraíso natural que forma la hermosa Bahía de los Alfaques, apta para la práctica de los más variados deportes acuáticos, y una excelente gastronomía, que tiene al arroz y al marisco como elementos principales, convierten a esta población en un destino turístico tranquilo y de calidad.




Historia


La presencia humana en el territorio se remonta al Paleolítico Antiguo, se ha encontrado en la conocida cueva del Tendo una pintura rupestre que representa la figura de un toro, sus más de 22.000 años de antigüedad la convierten en la más antigua de Cataluña.

Íberos, romanos y musulmanes también habitaron la zona. Durante la ocupación musulmana se construyó en el territorio una Rápita, torre de defensa, de ahí el nombre de la población.

La conquista cristiana llegó en 1097 de manos del Conde Ramón Berenguer III, desde entonces el territorio fue pasando por distintas manos hasta que en el siglo XVIII se convierte en territorio público, cuando los obreros llegados para construir el canal del Ebro se establecen aquí y crean una nueva población en honor a Carlos III, Sant Carles.

Durante estos años se fortifica el puerto y se abre el comercio con América, propiciando un incremento constante de la población.

En la actualidad la población tiene una oferta incomparable, mar, montaña, río y delta ofrecen infinidad de posibilidades, podemos realizar todo tipo de deportes náuticos en su bahía, conocer los extensos cultivos de arroz del Parque Natural del Delta del Ebro, hacer excursiones hasta la Torada, uno de los puntos más altos de la Sierra del Montsià, desde donde se obtienen unas vistas privilegiadas del Delta y del Mar Mediterráneo.



Monumentos




Iglesia Nova - La Iglesia Nova de Sant Carles de la Rápita es uno de los edificios más representativos de la población. Su arquitectura recuerda a las iglesias del Renacimiento Italiano. Es un templo con planta de cruz cuadrada que se cree fue levantado por el maestro neoclásico Juan de Villanueva, está inacabado como así lo refleja su cúpula todavía sin terminar. Destaca a uno de los lados de la entrada de la iglesia un hermoso campanario donde está situado el reloj a una altura considerable.

Fuente de Edicle - La Fuente de Edicle, conocida como fuente de las alamedas, fue construida en el siglo XVIII. Es de estilo neoclásico y se encuentra coronada por un frontón ornamental.

La Glorieta - La Glorieta de Sant Carles de la Rápita es una rotonda mirador de estilo neoclásico levantada en el siglo XVIII. El monumento, situado en la parte superior de la montaña de la ciudad, está formado por tres arcos sostenidos por grandes columnas y desde sus alrededores se observan unas maravillosas vistas del mar y de la ciudad. Está clasificada desde el año 1982 como Monumento Histórico Artístico.


El Mercado
- El Mercado de Sant Carles de la Ràpita está situado en la Plaza del Mercat, en el edificio que antiguamente fue hospital de la población. Fue inaugurado en el año 1971 después de ser adaptado a tal fin.
Els Porxes - Els Porxes es la zona situada en los alrededores de la Plaza Carles III, lugar donde se encuentran varios edificios neoclásicos de aspecto palaciego que destacan por los porches que tienen en sus entradas. Uno de los edificios más característicos es la conocida Casa de Laureano, su fachada tiene unas monumentales columnas parecidas a las de un palacio que nos hacen recordar a las de la Iglesia Nova.


Museo Alfacs
- El Museo de Ciencias Naturales Alfacs se encuentra situado en la calle Arsenal. En su interior se exponen todo tipo de especies de moluscos, fósiles, conchas marinas de agua dulce y salada, estrellas de mar y numerosos objetos arqueológicos, todos ellos clasificados y con paneles informativos.


Mirador de la Guardiola
- El Mirador de la Guardiola, en el Parque Natural del Delta del Ebro, es una antigua torre de vigilancia de 116 metros de altura conocida como la Torreta. Desde el mirador se obtiene en los días claros una maravillosa vista panorámica de la ciudad, la Bahía de Alfacs y el Delta.

Parque Natural del Delta del Ebro - El Parque Natural del Delta del Ebro es considerado la zona húmeda más importante de Cataluña y la segunda de España, después de Doñana. Está situado en la desembocadura del río Ebro formando una gran llanura de suelos arenosos que se adentra en el mar hasta el Cabo de Tortosa, llena de canales y lagunas de agua dulce y salada. Muchas especies de plantas y animales típicos de estas zonas conviven en el lugar, aunque por su gran interés merecen especial mención las numerosas especies de aves que anidan y se refugian en el delta. Todo el parque está declarado como Zona de Protección para las Aves y clasificado como Parque Natural de Importancia Internacional por el Convenio Ramsar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada